En nombre de la SSSC y de todas nuestras organizaciones afiliadas, compartimos esta declaración con la comunidad de Sikh Dharma y Kundalini Yoga sobre nuestro trabajo continuo para reconocer y aprender de las diversas experiencias de daño compartidas por los miembros actuales y antiguos de la comunidad, y para sanar nuestra comunidad global.

El fundador de nuestra comunidad, Yogi Bhajan, murió hace casi dos décadas. En los últimos dos años, se han hecho informes de daño sobre Yogi Bhajan y otros líderes de nuestra comunidad, así como informes de daño de los miembros de la próxima generación sobre experiencias en nuestros programas escolares. En nuestras comunicaciones anteriores, hemos explicado las medidas inmediatas que hemos tomado para determinar el alcance de estos informes de daños, así como nuestros próximos pasos para responder. Estos esfuerzos incluyeron la contratación de un grupo externo, An Olive Branch, que recogió, revisó e informó sobre una amplia gama de experiencias dolorosas y positivas con Yogi Bhajan. Ha habido divisiones dentro de nuestra organización mientras trabajamos para entender esta información.

Compartimos públicamente el proceso y el resultado de este trabajo para poder aprender juntos sobre estos temas. La información recopilada era importante para evaluar la mejor manera de ofrecer curación a la comunidad. Confirmó a la Junta que hay miembros de nuestra comunidad que sufren, y muchos han expresado la necesidad de apoyo, acción y cambio. Como hemos afirmado anteriormente, nos comprometemos a aprender y crecer para garantizar que nuestra comunidad sea un lugar seguro y solidario que refleje nuestros valores más profundos.

A partir de agosto de 2020, comenzamos a seguir un camino de reconciliación compasiva, que incluía crear un espacio para todas las áreas de preocupación de la comunidad, sobre cualquier tema, y escucharlas activamente, como base para nuestras próximas acciones. Fue durante este esfuerzo que más miembros de la comunidad se presentaron y revelaron sus experiencias dañinas en nuestras comunidades. Estas experiencias incluyeron daños en nuestras escuelas en la India y otros programas para jóvenes, que van desde diversos tipos de abuso hasta el abandono y las malas condiciones de vida.

Las experiencias que se compartieron fueron, y siguen siendo, muy dolorosas. Muchos miembros de nuestra junta directiva y de la comunidad asistieron o enviaron a sus hijos a estas escuelas, y muchos de ellos sólo están empezando a comprender sus experiencias. Estos antiguos alumnos, que ahora son adultos, son una parte fundamental del futuro de nuestra comunidad, y estamos plenamente comprometidos a apoyarlos. Por ello, aceptamos estos informes con el deseo sincero de apoyar la curación de cualquier antiguo alumno que haya tenido cualquier tipo de experiencia perjudicial o dañina en una de estas escuelas o programas.

Reconocemos que una de nuestras mayores deficiencias organizativas fue que no escuchamos ni reconocimos a quienes experimentaron daños por parte de nuestro liderazgo, en nuestras escuelas o en nuestras comunidades a lo largo de los años. Con demasiada frecuencia, sus voces se encontraron con el silencio o la incredulidad. Vemos la valentía que se necesita para que los individuos se presenten para arrojar luz sobre estas difíciles cuestiones, y agradecemos a cada persona que estuvo dispuesta a compartir sus experiencias. Ustedes han dado a conocer estos importantes problemas y la necesidad de cambio, y queremos que sepan que les hemos escuchado. Reconocemos el dolor y el sufrimiento que han compartido con nosotros, y nos comprometemos a dar una respuesta compasiva y solidaria.

Aunque no podemos pretender conocer el alcance total del dolor de cada persona, lamentamos profundamente todo el sufrimiento de nuestra comunidad, incluidos los abusos, el abandono y otros daños graves que han sufrido las mujeres, los miembros de la siguiente generación y otros. A todas las personas que han sufrido algún agravio por parte de cualquier individuo asociado a nuestra comunidad durante los últimos cincuenta años de existencia de la misma, les ofrecemos nuestra sincera e inequívoca disculpa. Aceptamos la responsabilidad de nuestro papel como organización en cualquier situación en la que una persona haya resultado herida. También reconocemos que las palabras de disculpa son sólo un comienzo: estos sentimientos deben ir acompañados de acciones.

Hasta la fecha, nuestro proceso de reconciliación compasiva ha incluido la recopilación de informes de daños, la realización de sesiones de escucha adicionales y el ofrecimiento de asesoramiento a quien lo necesite. Como siguiente paso importante en este proceso, hoy anunciamos que la Junta ha aprobado por unanimidad la puesta en marcha de un Programa Independiente de Sanación y Reparación. A través de este programa de reparaciones voluntarias, ofrecemos nuestro compromiso de asumir el daño descrito y dedicamos nuestra atención y recursos a ayudar a los necesitados. Damos este importante paso para la comunidad sabiendo que un programa formal de reparaciones no será el final de este camino. Nuestro trabajo debe continuar mucho después de que concluya este programa específico, ya que tomamos sus lecciones en serio, mejoramos y nos esforzamos por vivir nuestros valores.

Pronto se publicará un protocolo detallado por escrito para el Programa Independiente de Sanación y Reparación. El programa será dirigido por administradores independientes y experimentados. El programa estará disponible para las personas que hayan sufrido daños en nuestras escuelas y programas para jóvenes, independientemente de que el daño haya sido perpetrado por un miembro del personal o un compañero, y para quienes denuncien abusos sexuales por parte de cualquier dirigente u otra persona bajo control institucional en la comunidad. El programa ofrecerá apoyo emocional y financiero a los reclamantes que cumplan los requisitos, independientemente de cuándo y dónde se haya producido el daño.

Nos comprometemos a crecer en la comprensión de estas experiencias dolorosas. Nos comprometemos a garantizar que no se repitan. Ninguno de los daños que se han descrito es un reflejo de lo que pretendemos ser como comunidad. Nos comprometemos a continuar un proceso de aprendizaje, reparación y cambios institucionales para garantizar entornos seguros y saludables en cada una de nuestras organizaciones y para cada persona que forma parte de nuestra comunidad diversa o interactúa con ella.

Sabemos que ha sido un momento muy difícil. Muchas personas se encuentran en un viaje personal para reflexionar sobre sus propias experiencias durante décadas, integrar nueva información y recorrer su propio camino hacia la verdad y la comprensión. Como Junta, representamos muchos de los diversos puntos de vista de nuestra comunidad, pero estamos unidos en torno a dos principios fundamentales: el respeto por cada persona y la extensión de la atención a los necesitados.

Al igual que nuestra comunidad incluye a personas de diferentes orígenes, culturas y religiones, que aportan diferentes puntos de vista a la práctica de nuestras enseñanzas, ahora también podemos aceptar diferentes perspectivas. Instamos a todos a no calumniar, atacar o juzgar a ningún individuo, ya sea que describa experiencias en la comunidad que sean dolorosas, positivas o ambas. Hemos llegado a comprender que ninguna organización puede llegar a un consenso sobre décadas de experiencias diferentes: con Yogi Bhajan, en las escuelas o en cualquier otro aspecto de la comunidad. El proceso de avance nos ha enseñado a centrarnos en el respeto a las experiencias y opiniones individuales de cada persona, al tiempo que asumimos el compromiso colectivo de servir a todos, sin juicios ni prejuicios, por el bien de todos.

Rezamos para que la comunidad Sikh Dharma/3HO sea más fuerte, más amable y más compasiva en el futuro, ya que hemos afrontado los retos de estos tiempos difíciles manteniéndonos fieles a nuestros valores fundamentales. A medida que avanzamos hacia un futuro compartido para nuestra comunidad global, instamos a todos a que se unan a nosotros para dedicarnos a la siguiente parte de este importante trabajo, y a centrar nuestras oraciones, meditaciones, pensamientos y esfuerzos en la curación del dolor y las divisiones de nuestra comunidad. Que avancemos con compasión, bondad, integridad y servicio, honrando la Luz que vive dentro de cada uno de nosotros y que guiará nuestro camino hacia adelante.

Gracias,

Consejo de Administración de la SSSC


SS Awtar Kaur Khalsa
SS Ek Ong Kaar Kaur Khalsa Michaud
SS Gurujodha Singh Khalsa
SS Gurujot Kaur Khalsa
SS Guruka Singh Khalsa
SS Gurumeet Kaur Khalsa
SS Guruprem Singh Khalsa
SS Gurusangat Singh Khalsa
SS Gurutej Singh Khalsa
SS Harimander Singh Khalsa
SS Sahaj Singh Khalsa
SS Sham Kaur Khalsa
SS Siri Pritam Kaur Khalsa
SS Sirivishnu Singh Khalsa
SS Viriam Singh Khalsa

Teacher

Deja una respuesta