Holiday Sale!

foto de Bernardo Machado

(BPT) – La pandemia de COVID-19 ha hecho que el mundo sea mucho más incierto. Ha impactado nuestro trabajo y finanzas, nuestras relaciones y, por supuesto, nuestra salud física y mental. Encontrar la sensación de seguridad que todos anhelamos es casi imposible, lo que genera estrés, ansiedad e impotencia que nos agota emocionalmente. Estos sentimientos de impotencia pueden ser traumáticos, poniendo nuestro cuerpo y mente en un estado constante de “lucha o huida”. Permanecer en este estado de tensión durante demasiado tiempo no solo perjudica nuestra calidad de vida, sino que también hace que nuestro sistema inmunológico sea más vulnerable.

Es importante reconocer que este estrés es una respuesta natural a lo que sucede en el mundo. Después de ser amables con nosotros mismos, también necesitamos encontrar una rutina de cuidado personal que trate tanto el cuerpo como la mente, ayudándonos a romper el ciclo de interminables “qué pasaría si” sobre los desafíos del mañana.

Hay un montón de maneras de hacer frente a la ansiedad de la incertidumbre. Se ha demostrado que el ejercicio, la meditación y las técnicas de respiración mitigan el estrés. Sin embargo, recientemente, los profesionales de la salud, los investigadores y los profesionales están encontrando consenso en torno a una actividad que combina estas tres técnicas en una poderosa herramienta para regular las emociones y controlar el estrés: Kundalini Yoga.

Cómo puede ayudar Kundalini Yoga

Kundalini Yoga es una práctica milenaria que incorpora movimiento, técnicas de respiración dinámica, meditación y mantras para canalizar la energía de tu cuerpo. Si bien la mayoría de las formas de ejercicio producen las endorfinas que te hacen sentir mejor, Kundalini Yoga también libera la tensión y la ansiedad que se acumulan con el tiempo en las glándulas y los nervios de tu cuerpo. Restablece tu respuesta al estrés para que puedas lograr una bioquímica interna de calma, equilibrio y profundidad de ti mismo.

Esto está respaldado por un creciente cuerpo de evidencia que indica que las prácticas contemplativas como el yoga y la meditación son efectivas para tratar la ansiedad. En un estudio reciente, investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard, la Universidad de Boston y el Centro de Kundalini Yoga Sundari Satnam compararon el Kundalini Yoga con tratamientos cognitivos comunes para reducir los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada. Aquellos que fueron tratados con yoga tenían niveles relativos más bajos de ansiedad y una disminución de los síntomas físicos en comparación con los tratamientos tradicionales.

Comienza tu práctica en casa

Uno de los muchos aspectos hermosos del yoga es que no requiere equipo especial, aunque una colchoneta de yoga es útil, por lo que no hay nada que le impida practicar Kundalini Yoga en su sala de estar. Eventualmente será necesario entrenar con un instructor calificado de Kundalini para aprender la forma adecuada, pero hay muchas técnicas que puede realizar fácilmente por su cuenta que lo ayudarán a sobrellevar la incertidumbre de la pandemia.

Prueba esta meditación de Kundalini Yoga en casa cada vez que te sientas preocupado o ansioso. Elija un entorno tranquilo, interior o exterior. Puede reproducir música suave para mejorar su sensación de paz.

  1. Siéntate en Postura Fácil.
  1. Sientate en el piso. Puede usar una almohada o un cojín para mayor comodidad.
    • Cruza las piernas frente a ti de forma cómoda y relajada.
    • Si no se siente cómodo sentado en el suelo, puede sentarse en una silla con las piernas sin cruzar y los pies apoyados en el suelo.
    • Coloca las manos sobre las rodillas, con las palmas hacia abajo, cierra los ojos y observa las sensaciones de tu cuerpo y mente.
  2. Coloque sus manos en el centro de su pecho al nivel del corazón.
    • Comienza apoyando el dorso de tu mano izquierda en la palma de tu mano derecha.
    • Tome suavemente su mano izquierda con la derecha, de modo que su pulgar derecho quede ubicado en su palma izquierda.
    • Cruza tu pulgar izquierdo sobre tu derecho.
    • Curva los dedos de tu mano derecha alrededor de la parte exterior de tu mano izquierda y mantenla suavemente con los cuatro dedos de la mano izquierda rectos.
    • Lleve sus manos al centro de su corazón, apoyándolas contra su pecho.
  3. Con los ojos cerrados, inhala profundamente y relájate. Respira lentamente durante 10 a 30 minutos.
    • En la vida diaria normalmente respiramos 15 veces por minuto. Trate de reducir la velocidad a 4 respiraciones por minuto inhalando contando hasta 10 y exhalando contando hasta 10. Una respiración lenta ralentizará los latidos de su corazón, reducirá su respuesta al estrés y le dará una sensación de paz y seguridad.
    • Su mente comenzará con mucha “charla” y ansiedad. ¡Eso es normal! No intentes suprimir tus pensamientos, déjalos ir y venir hasta que tu mente esté en paz. Si tiene un pensamiento particularmente persistente, intente nombrarlo. Dígase a sí mismo: “Esta es mi preocupación por mi hijo”, por ejemplo. Y déjalo ir.

Es difícil al principio, pero si practicas esta técnica de respiración con regularidad, verás que tu mente dará la bienvenida al silencio y comenzará a relajarse. Pronto, desarrollará el hábito y la capacidad de mantener la mente en calma en entornos desafiantes.

Teacher

Deja una respuesta